lunes, 6 de septiembre de 2010

¿LA ORACIÓN DEBE SER SIEMPRE DE RODILLAS?


INTRODUCCIÓN
El pueblo de Dios practica la oración, pero se da el caso que, primero se ora poco; segundo, se ora de pie (parados) y tercero, se ora de rodillas. Frente a esta realidad, existen dudas de si orar de pie u orar de rodillas. El caso es que debemos orar para recibir las bendiciones de Dios. “Nuestro Padre celestial está esperando para derramar sobre nosotros la plenitud de sus bendiciones. Es privilegio nuestro beber abundantemente en la fuente de amor infinito. ¡Qué extraño que oremos tan poco! Dios está pronto y dispuesto a oír la oración sincera del más humilde de sus hijos…”
[1].
“He recibido cartas en las que se me preguntaba acerca de la actitud que debía adoptar una persona que ofrecía una oración al Soberano del universo…”
[2]
La Palabra de Dios dice “Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón”(Sal. 62: 8), ¿Qué significa “derramad delante de él vuestro corazón”? ¿Puede ser esto posible cuando se ora de pie o cuando se ora de rodillas? Hay denominaciones religiosas que no se arrodillan para orar, pero la Iglesia Adventista del Séptimo Día sí dobla las rodillas para orar.

QUÉ ES LA ORACIÓN
Etimológicamente:
Del griego “dé'sis”, que significa "súplica", "oración". Usualmente indica una oración que pide un beneficio especial (Lc. 1:13; Ro. 10:1; Fil. 1:19; etc.). Supone que existe una relación correcta entre el suplicante y su Creador, o que debe restaurarse dicha relación.
Del griego “proseuje”, que significa "oración", "intercesión". Es la oración con sentido más general (Mt. 21:13; Lc. 6:12; Hch, 1:14; Ef.1:16; 1 P. 3:7; etc.).
Según Elena G. de White:
“La oración es el canal que conduce hasta el trono de Dios nuestra gratitud y los ardientes deseos de nuestra alma por recibir la bendición divina, y que nos llega en retribución como la lluvia refrescante de la gracia divina”
[3].

“La oración es un alivio y un consuelo para el alma perturbada...”
[4].
“Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo. No es que se necesite esto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirlo. La oración no baja a Dios hasta nosotros, antes bien nos eleva a él”
[5].
“…la oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, en donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia”
[6].

CARACTERÍSTICAS DE LA VERDADERA ORACIÓN

1. Debe ser bien hecha.- “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles…” (Mat. 6: 7). Es decir, bien dicha y pronunciada, pidiendo con criterio. “La oración, si se hace de una manera apropiada, es un poder para el bien”
[7].

2. Debe ser sencilla y no ostentosa.- “Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar…para ser vistos de los hombres…” (Mt. 6:5).

3. Debe ser una oración de fe.- La Palabra de Dios dice: “Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe (Heb. 10: 22) . "Pero sin fe es imposible agradar a Dios" (Heb. 11: 6).
“No puede haber verdadera oración sin verdadera fe. La oración y la fe son los brazos por medio de los cuales el alma se abraza del amor infinito, y se toma de la mano del poder celestial… La fe es un poder activo y dinámico. La fe en Cristo, cuando comienza a manifestarse, se revela mediante la oración y la alabanza”
[8]

4. Debe considerar la voluntad de Dios.- Para que la oración sea respondida es esencial que el pedido esté en armonía con la voluntad de Dios. El suplicante debería orar según el ejemplo de Cristo: "Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye" (1 Jn. 5:14). "Pero no sea como yo quiero, sino como tú" (Mat. 26:39). "Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre… para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria…” (Efesios 3: 14, 16).
“Una oración ferviente ofrecida con corazón contrito por alguien que desea hacer la voluntad del Maestro, tiene más valor para Dios que su elocuencia...”
[9].

5. Debe ser ofrecida a Dios en el nombre de Cristo.- “Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre, lo haré…” (S.Juan 14:13). “Si algo pidieres en mi nombre, yo lo haré” (S. Juan 14: 14).
Como es notorio, el arrodillarse o estar de pie al orar no es un requisito. Tal vez sí se podría entender que la persona se arrodilla para orar como señal de humildad y reverencia.

LA ORACIÓN EN PÚBLICO: DE PIE Y DE RODILLAS
El Señor había indicado que a los niños, aun desde sus primeros días, se les instruyera acerca de su bondad y grandeza, especialmente como se revelaba en su ley y en la historia de Israel. Mediante el canto, la oración y las lecciones de las Escrituras, las madres tenían que enseñar a sus hijos que la ley de Dios es una expresión de su carácter y que a medida que recibiesen en el corazón los principios de esa ley, la imagen de Dios se delinearía en la mente y en el alma
[10].
El caso de Esdras.- Esdras oró de rodillas a la hora del sacrificio en público delante de toda la congregación:
"Y se me juntaron todos los que temían las palabras del Dios de Israel… y a la hora del sacrificio de la tarde me levanté de mi aflicción, y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, me postré de rodillas, y extendí mis manos a Jehová mi Dios, y dije: Dios mío, confuso y avergonzado estoy para levantar, oh Dios mío, mi rostro a ti, porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre nuestra cabeza, y nuestros delitos han crecido hasta el cielo" (Esd. 9: 5, 6).
Notamos que mucha gente se había reunido con Esdras. Todos avergonzados por su pecado. Allí, delante de todos, es decir en público, Esdras se arrodilló en público. Era un momento de culto con corazón contrito en busca de perdón delante de Dios.
El caso de Salomón.- En la ceremonia de dedicación del templo, en la primera parte, Salomón estaba de pie, bendijo a Israel y oró en tanto que toda la congregación estaba de pie:
“Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba de pie” (1 Reyes 8: 14). En ese momento Salomón comienza a orar a Dios: “Y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de Israel…” (1 Reyes 8: 15 en adelante).
Luego, en la segunda parte de la ceremonia de dedicación, delante del altar, Salomón se arrodilló para orar, pero la congragación estaba de pie: “Luego se puso Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la congregación de Israel, y extendiendo las manos al cielo, dijo: Jehová…no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra…” (1 Reyes 8: 22, 23). “Cuando acabó Salomón de hacer a Jehová toda esta oración y súplica, se levantó de estar de rodillas delante del altar de Jehová… y puesto en pie, bendijo a toda la congregación…” (1 Reyes 8: 54, 55).
El caso de Daniel y sus amigos.- Daniel y sus amigos tenían claro que parte del culto a Dios era rendirse de rodillas ante Él en el momento de la oración.
“La actitud debida cuando se ora a Dios consiste en arrodillarse. Se requirió este acto de culto de los tres hebreos cautivos en Babilonia... Pero ese acto constituía un homenaje que debe rendirse únicamente a Dios, Soberano del mundo y Gobernante del universo; y los tres hebreos rehusaron tributar ese honor a ningún ídolo, aunque estuviera hecho de oro puro”
[11].
Ahora, Daniel oraba de rodillas en sus encuentros personales y a solas con Dios: “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza. Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión…” (Daniel 9: 3, 4). Daniel dice que oraba “en ayuno, cilicio y ceniza”. Esto se hacía cayendo de rodillas sobre la ceniza, era la costumbre en aquel entonces.
El caso de Jesús.- Jesús oraba en privado y lo hacía de rodillas: "Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró" (Luc. 22: 41).
Otra cita que dice que Jesús oraba de rodillas en secreto dice: “Después de que Jesús salió del agua,... fue a la orilla del Jordán y se inclinó en actitud de oración... Como el ejemplo del creyente, su humanidad sin pecado pidió ayuda y fortaleza de su Padre celestial, cuando estaba por comenzar sus labores públicas como el Mesías...”
[12].
Pero Jesús también oraba de rodillas y en público, así denota la cita siguiente:
“A menudo los discípulos con los corazones quebrantados y humillados vieron a Cristo arrodillado en oración. Cuando su Señor y Salvador se levantaba de sus rodillas, ¿qué leían en su semblante y en su porte? Que estaba listo para el deber y preparado para la prueba…”
[13].
Por otro lado. Jesús también oraba de pie y en público. Por ejemplo el caso de la alimentación de los cinco mil: “Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud” (Mateo 14: 19). Este texto no dice que Jesús se haya arrodillado, sólo dice “levantando los ojos al cielo…”. Es en ese momento que él se comunica con su Padre.
Ahora, en la cruz Jesús oró en una posición incómoda. Oró a su Padre en esa posición imposibilitado de hacerlo de rodillas dada las circunstancias difíciles: “Y a la hora novena, Jesús clamó a gran voz…Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has desamparado?” (Marcos 15: 34).

LA ORACIÓN NO SIEMPRE DE RODILLAS SEGÚN
EL ESPÍRITU DE PROFECÍA

“No siempre podemos permanecer de rodillas en oración, pero el camino hacia el trono de misericordia está siempre abierto. Mientras nos dedicamos al trabajo activo, podemos pedirle ayuda; y Aquel que no nos engañará nos ha prometido: "Y recibiréis'. El cristiano puede y debe encontrar tiempo para orar”
[14].
“Cristo insta a su pueblo que ore sin cesar. Esto no significa que debiéramos estar siempre de rodillas, sino que la oración ha de ser como el aliento del alma. Nuestros pedidos silenciosos, doquiera estemos, han de ascender a Dios…”
[15]

LA ORACIÓN DE RODILLAS SEGÚN
EL ESPÍRITU DE PROFECÍA

“He recibido cartas en las que se me preguntaba acerca de la actitud que debía adoptar una persona que ofrecía una oración al Soberano del universo. ¿ De dónde han sacado nuestros hermanos la idea de que deben permanecer de pie mientras oran a Dios? A uno que se había educado por cinco años en Battle Creek se le pidió que guiara en oración antes de que la Hna. White hablara al pueblo. Pero al verlo permanecer de pie cuando sus labios estaban por abrirse para orar a Dios, experimenté la viva necesidad de reprocharlo directamente. Lo llamé por su nombre y le dije: "Arrodíllese". Esta es siempre la posición correcta.
“El hombre debe ponerse de rodillas, como un súbdito de la gracia, cuando suplica ante el estrado de la misericordia. Y puesto que recibe diariamente los dones de la mano de Dios, siempre debería tener gratitud en el corazón y expresarla en palabras de agradecimiento y alabanza por esos favores inmerecidos”
[16]
“La oración sincera se apodera de la omnipotencia que nos concede la victoria. Sobre las rodillas el cristiano obtiene la fortaleza para resistir la tentación”[17].
“.. sobre vuestras rodillas rogad a Dios que ilumine vuestra mente…”
[18].
“Vivíd en armonía con cada nuevo rayo de luz que recibís… Pedid de rodillas a Cristo que el Espíritu Santo obre en vuestro corazón para que no os alejéis de su ley”
[19].

CONSEJO PARA LOS MINISTROS DE DIOS
“Quisiera poder inculcar en cada obrero de la causa de Dios la gran necesidad de orar continua y fervientemente. No pueden estar constantemente de rodillas, pero pueden elevar su corazón a Dios. Así es como Enoc andaba con Dios…”
[20].
“El quiere obreros de oración y fieles, que siembren junto a todas las aguas… pero los que no hagan nada para Jesús perderán finalmente su recompensa. Sus manos débiles no podrán aferrarse del Poderoso, sus rodillas flojas no podrán soportarlos en el día de la adversidad”
[21].
¡Oh, cuánto deseo que dediquemos más tiempo a permanecer sobre nuestra rodillas, y menos a planificar por nosotros mismos y a pensar que podemos hacer grandes cosas (Matinal “Cada día con Dios”, p. 278. 25 de Setiembre).

RESUMEN
Vivimos realmente en tiempos peligrosos. Los adventistas profesan ser el pueblo de Dios que guarda los mandamientos, pero están perdiendo su espíritu de devoción. El espíritu de reverencia a Dios enseña a los hombres cómo deben aproximarse a su Hacedor: con santidad y respeto mediante la fe, no en sí mismos, sino en un Mediador. Así es como el hombre se mantiene seguro bajo cualquier circunstancia en que se lo coloque. El hombre debe ponerse de rodillas, como un súbdito de la gracia, cuando suplica ante el estrado de la misericordia. Y puesto que recibe diariamente los dones de la mano de Dios, siempre debería tener gratitud en el corazón y expresarla en palabras de agradecimiento y alabanza por esos favores inmerecidos.
“La oración se aferra de la Omnipotencia y nos da la victoria. El cristiano obtiene de rodillas la fortaleza para resistir la tentación . . . La oración del alma, silenciosa y ferviente, se eleva como santo incienso hacia el trono de la gracia, y será tan aceptable a Dios como si hubiera sido ofrecida en el santuario. Para todos los que lo buscan de este modo, Cristo llega a ser una ayuda efectiva en tiempo de necesidad. Serán fuertes en el día de la prueba”
[22].
“En estos tiempos peligrosos, los que profesan ser el pueblo de Dios que observa sus mandamientos, deberían guardarse de la tendencia a perder su espíritu de reverencia y santo temor. Las Escrituras enseñan a los hombres cómo acercarse a su Creador: con humildad y reverencia, por medio de la fe en el divino Mediador. Que el hombre se aproxime dobladas las rodillas, como un súbdito de la gracia, un suplicante que comparece ante el trono de la misericordia. De ese modo dará testimonio de que toda su alma, todo su cuerpo y todo su espíritu están sujetos al Creador.
Tanto en público como en nuestro culto privado tenemos el deber * de doblar nuestras rodillas ante Dios cuando le ofrecemos nuestras peticiones. Jesús, nuestro ejemplo, "se arrodilló y oró". Y también se dice de sus discípulos, "se arrodillaron y oraron". Pablo declara: "Doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo" (Efe. 3: 14). Al confesar delante de Dios los pecados de Israel, Esdras se arrodilló. Daniel "se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios" (Dan. 6: 10). Y la invitación del salmista es: "Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor"” (Sal. 95: 6.) (La maravillosa Gracia, p. 92).

CONCLUSIONES
“Tanto en el culto público como en el privado, nuestro deber consiste en arrodillarnos delante de Dios cuando le ofrecemos nuestras peticiones. Este acto muestra nuestra dependencia de él”
[23].
“Y cuando os reunís para adorar a Dios, cuidad de arrodillaros delante de él. Demostrad por medio de este acto que vuestra alma, vuestro cuerpo y vuestro espíritu están por entero sometidos al Espíritu de verdad”
[24].
“Como María, necesitamos sentarnos a los pies de Jesús para aprender de él… Las realizaciones cristianas superiores pueden lograrse únicamente pasando mucho tiempo sobre nuestras rodillas en sincera oración...”
[25].

“Los que desean vencer deben esforzar al máximo cada facultad de su ser. Deben angustiarse sobre sus rodillas ante Dios, en procura del poder divino”
[26].
La oración puede ser de pie o también de rodillas. Si es de pie de todas maneras será con corazón contrito y humildad de delante de Dios. De rodillas, como indicando sumisión ante la grandeza de Dios.
"Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor" (Sal. 95: 6).

Por
Pr. Elder Sotomayor Yauri


Referencias bibliográficas
[1]Elena G. de White. El camino a Cristo (Buenos Aires: ACES, 2004), 94.
[2]Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[3]Elena G. de White. “Cada día con Dios”. Matinal (Buenos Aires:ACES, 25 de Setiembre), 278.
[4]Elena G. de White. Dios nos cuida”. Matinal (Buenos Aires: ACES, 25 Setiembre), 278.
[5]Elena G. de White. El camino a Cristo (Buenos Aires: ACES, 2004), 93.
[6]Ibid, 95.
[7]Elena G. de White. Obreros Evangélicos (Buenos Aires: ACES, 1978), 92.
[8]Elena G. de White. Cada Día con Dios. Matinal (Buenos Aires: ACES, 2 Noviembre), 316.
[9]Elena G. de White. A fin de conocerle. Matinal (Buenos Aires: ACES, Martes 21 de Setiembre),
[10]Elena G. de White. Conducción del Niño (Buenos Aires: ACES, 1989), 31.
[11] Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[12]Review and Herald, (EE.UU: 1873),
[13]Elena G. de White. En Lugares Celestiales. Matinal (Buenos Aire: ACES, 10 Marzo), 77.
[14]Elena G. de White. Consejos Sobre la Salud (Buenos Aires: ACES,1998), 421.
[15]Elena G. de White. A fin de conocerle. Matinal (Buenos Aires:ACES, Sábado 13 de Marzo), 81.
[16]Elena G. de White. Mensajes Selectos. T.2 (Buenos Aires: ACES, 2002), 364.
[17]Review and Herald (EE.UU: 1912),
[18]Elena G. de White. Consejos sobre la Obra de la Escuela Sabática (Buenos Aires: ACES, 1980), 25.
[19]Elena G. de White. El Evangelismo (Buenos Aires: ACES,1980), 181.
[20]Elena de White. Joyas de los Testimonios (Buenos Aires: ACES, 1978), 238.
[21]Elena G. de White. Testimonios Selectos, T. 3 (EE.UU: ACES, 1977), 242.
[22]Elena G. de White. Testimonios. T. 4 (EE.UU: Pacific Press, 1977), 616.
[23]Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[24]Ibid, 364.
[25]Elena G. de White. A fin de conocerle (Buenos Aires: ACES, 11 Diciembre ), 354.

[26]Elena G. de White. Mensajes selectos. T. 1 (EE.UU: Pacific Press, 1980), 479.

1 comentario:

  1. Hola hermanos y hermanas.
    Mi nombre es Fabien
    Estpy en Francia como missionero independiente,
    Repartiendo tracted en sur dr Francia en los Cevennes donde vivieron los
    Huguenots en los anos medios.
    David Gates el missionero Adventista quiere ayudarme.
    Les pido por favor que oren para mi. Soy grduado de la escuela de theologia Black hills mission college.
    Aqui la gente esta muy atea. Lo mas que hago son debates scientificos con personas con mucha intellligencia y unos teologos.
    Les pido por favor de orar para que la gente acepte el mensage. Que el Espiritu Santo nos les deje tranquilo hasta que accepten el mensage. Y que sean amigos de Jesus con conneccion diaria con El. Que todo el pais de Francia se vuelva a Jesus.
    Y para mi soy massajista tanbien y no gane nada desde que llege. Si pueden orar par que encontre clientes de masajes cada dia por favor. Hace un ano que no gano dinero, con 2 clientes por dia podria continua resta obra missionera. Tambien Satanas a arrancado casi todos mis amigos, parece que la gente se va de mi cuando trato de hacerce amigo. Si podrian orar para amigos y una novia gracias.
    Muchas gacias que el Senor les bendiga
    Fabien
    http://www.bible-tube.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...